Advirtió que los planes del Gobierno terminarían con las fuentes de agua y la agropecuaria dela zona

 

Ante la amenaza que representan las recientes concesiones de exploración minera otorgadas por el Gobierno dominicano a empresas extranjeras, el diputado Fidelio Depradel propuso hoy declarar la zona productora de agua de la cuenca del río Yaque del Sur, que alimenta a las regiones Enriquillo y El Valle de San Juan, como una“Región Libre de Minería”. 

 

El legislador por Alianza País se opuso de manera tajante a las concesiones mineras que amenazan a las fuentes de agua de Padre las Casas, Azua y San Juan de la Maguana, e hizo un llamado urgente a la población a mantenerse vigilante para impedir que el contubernio de la autoridad con acaudalados e insaciables empresarios nacionales y extranjeros  posibilite la explotación minera en estas zonas productoras de agua.

 

“Que sepa toda la población del Sur de la República Dominicana que en mi calidad de Diputado Nacional estoy dispuesto a encaminar cualquier acción posible  para impedir que se materialice este perverso plan de abrir explotaciones mineras en la zona productora del agua de esa zona. Por el contrario, seguiremos acompañando a los productores y demás habitantes de esta región en sus luchas por el agua y el desarrollo humano integral y sostenible”,  declaró Despradel haciendo referencia al proyecto minero que la empresa GoldQuest pretende desarrollar en la región del Valle.

 

Fidelio Despradel recordó que las regiones Enriquillo y El Valle, donde el gobierno ha concedido permisos de exploración minera, tienen centenares de miles de tareas de tierra fértil sin cultivar porque el agua producida por los ríos Yaque del Sur, San Juan y Mijo es insuficiente, por lo que cada gota de agua de esta cuenca debe ser preservada y utilizada con la mayor eficiencia. Sin embargo, dijo, la población de estas región  vive en ascuas cada día ante la amenaza de un Ministerio de Energía y Minas que, en complicidad con la Cámara Minera y Petrolera, pretende hacerle creer que es posible reventar la Cordillera Central para sacar oro, plata y cobre  sin afectar estas fuentes de agua.

 

 “En los próximos días estaremos presentando junto a colegas congresistas una propuesta de resolución para que  la Cámara de Diputados exprese su decisión de no permitir que la minería afecte el agua del río  San Juan, hoy amenazado por una campaña de opinión increíblemente propiciada por el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Minería”, concluyó el diputado por Alianza País.

 

Santo Domingo, miércoles 5 de abril del 2017