Fidelio Despradel invita a legisladores a imaginar a mujeres de sus familias sin oportunidad de decidir interrupción del embarazo en situaciones especiales

El diputado Fidelio Despradel exhortó hoy a sus demás compañeros del Congreso Nacional a respaldar la inclusión de las tres causales de interrupción del embarazo en el proyecto de reforma del Código Penal.

En un emotivo mensaje enviado a los demás integrantes de la cámara baja, y en especialmente a los padres, esposos, hermanos o tíos de mujeres adultas, jóvenes o adolescentes, el diputado por Alianza País invitó a sus colegas a imaginar las siguientes situaciones dramáticas creadas por la prohibición absoluta de la interrupción del embarazo:

IMAGINA Hoy no discutimos la posibilidad de aprobar el derecho pleno de la mujer a la interrupción del embarazo.

Apenas nos referimos a las tres causales, en un país donde el embarazo adolescente es un drama de todos los días y donde las niñas y adolescentes pobres son excluidas hasta de la educación sexual.

Para que reflexionemos sobre nuestra capacidad legislativa de decidir si abrimos o no la posibilidad de que una mujer en situación de tragedia decida si sigue o no continuar con el embarazo, te invito a que imagines.

1. Imagina que tú hija, tu esposa, tu hermana o tú nieta está desarrollando su día de manera normal, feliz, sin complicaciones, y de repente un delincuente comienza a perseguirla. La atrapa, la golpea, la viola, la humilla, aplasta su dignidad, y después ella sale embarazada. ¿Con qué derecho obligas a esa mujer, a esa compañera, a esa hija, a esa hermana a continuar con el embarazo?

2. Imagina que tu hija, tu esposa, tu hermana, o tu nieta de repente queda embarazada. Y va feliz al médico a prepararse para el proceso cuando le descubren que también tiene un cáncer en la sangre, y que tiene que someterse a quimioterapia o acostarse a esperar su muerte y la de la criatura que está en gestación. ¿Por qué obligarías a esa mujer a renunciar a la vida, por qué le prohibirías intentar sobrevivir y hasta a buscar otro embarazado en el futuro si es necesario? ¿Con qué derecho le niegas la vida a una mujer joven para favorecer un embarazado condenado a la tragedia? ¿Quién te dio ese derecho?

3. Imagina que tienes una nieta o sobrina menor de edad. Una niña, una adolescente, una jovencita que en un maldito día se encuentra sola en su habitación, cuando de repente su padre se acerca, le cubre la boca para que no grite, y comienza a violarla. Imagina que esa niña, adolescente o jovencita queda embarazada de su propio padre en ese trágico momento. ¿Por qué le negarías la posibilidad de no extender su tragedia? ¿Por qué la obligarías a parir un hijo de su propio padre? ¿Por qué la llamarías delincuente si decide interrumpir ese embarazo?

Estos casos ocurren en nuestro país con frecuencia, pero son las niñas, adolescentes y jóvenes pobres las únicas a las que este proyecto de Código condena y deja sin alternativas, sin posibilidad de decidir, porque las hijas de los ricos, de las clases medias, de los diputados, senadores y funcionarios de alto rango siempre podrán viajar a Miami u otro lugar a buscar otra oportunidad.

Apoyemos las tres causales y con ellas abramos las puertas de la oportunidad a las mujeres dominicanas, especialmente a las más pobres.

Santo Domingo, 13 de junio del 2017