Oposición no aceptará imposición en la aprobación de las leyes electoral y de partidos.

Reiteran oposición firme a imposición de primarias abiertas.

 

Los partidos de la oposición política que suscriben la presente declaración, ante las informaciones de que el Senado de la República se apresta a aprobar unilateralmente la Ley de Partidos, reiteramos la necesidad del establecimiento de un gran consenso para la discusión y aprobación en primer lugar de la reforma a la Ley Electoral, al tiempo que exigimos una Ley de Partidos que cumpla realmente con su cometido y no resulte ser una “ley insípida”.  

 

Reclamamos igualmente, y lo seguiremos haciendo de manera incansable, que para la discusión y aprobación de estos instrumentos legales fundamentales para el sistema político y electoral sean conocidas las propuestas conjuntas que hemos realizado y depositado ante el Congreso Nacional, en procura de fortalecer la democracia dominicana y el sistema de partidos, y a fin de garantizar la transparencia que requieren las organizaciones partidarias en el manejo y recepción de los financiamientos tanto público como privado que éstas reciben.

 

Hemos planteado que la modificación de la Ley Electoral debe ser conocida antes que la Ley de Partidos, ya que la primera es la ley marco o ley general que rige el sistema electoral en su conjunto. Las dos leyes también podrían ser conocidas de manera concomitante.

 

Contrariamente a anterior, lo que se está gestando desde las esferas oficiales es la imposición de una Ley de Partidos de manera unilateral por parte de la mayoría congresual que responde a los intereses del Palacio Nacional. Debe quedar claro que esto representaría un grave atentado a la democracia dominicana.

 

Durante casi dos años hemos sostenido que la única forma en que una ley como ésta, llamada a regular la vida institucional de los partidos, tendría la necesaria legitimidad es si cuenta con el más amplio apoyo de todas las fuerzas políticas, de los diferentes sectores de la sociedad y del organismo arbitral que es la Junta Central Electoral.

 

La facción del partido oficial que controla mayoritariamente el Senado es consciente de que la gran mayoría de los partidos, incluyendo partidos aliados y sectores dentro del mismo PLD, se han opuesto públicamente a la propuesta de incorporar la figura de las primarias abiertas en la Ley de Partidos.

 

Los senadores oficialistas que se proponen asestar este golpe a la democracia dominicana saben que las fuerzas políticas de la oposición que representamos no admitirán bajo ninguna circunstancia la aprobación de primarias abiertas que le permitan al gobierno influir de manera determinante en la elección de los candidatos de los partidos opositores en los tres niveles, presidencial, congresual y municipal.

 

Ante la amenaza de una eventual y unilateral aprobación de la Ley de Partidos en el Senado de la República, lucharemos de manera conjunta para que en la Cámara de Diputados ese despropósito sea rechazado.

 

Hacemos un llamado a la Junta Central Electoral y a todos los dominicanos a estar alertas ante el eventual golpe a la democracia que se pretende dar en el Senado de la República.

 

El país no puede permitir que una ley tan importante como la Ley de Partidos pueda responder al diseño de la conveniencia coyuntural de una facción del partido gobernante, pretensión que debe ser enfrentada de manera resuelta por la toda sociedad dominicana.

 

 

Partido Revolucionario Moderno (PRM)

 

Partido Reformista Social Cristiano (PRSC)

 

Partido Alianza País (ALPAIS)

 

Partido Humanista Dominicano (PHD)

 

Partido Dominicanos por el Cambio (D x C)

 

Frente Amplio (FA)

 

Fuerza nacional Progresista (FNP)

 

Alianza por la Democracia (APD)

 

Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD)

 

Opción Democrática (OD)

 

Partido Socialista Cristiano (PSC)

 

 

Santo Domingo, 9 de abril de 2018.